comprar-o-alquilar-una-impresora

Comprar o alquilar una impresora: ¿cuál es la mejor opción?

A la hora de renovar o de adquirir un nuevo equipo de impresión es bastante común que te surja la duda de si es mejor comprar o alquilar. Y es que sí, comprar una impresora parece ser la mejor opción, ya que tú pasas a ser el dueño del equipo. Pero… ¿estás seguro de que eso siempre es lo mejor? Vamos a analizar la situación y a poner sobre la mesa algunos de los beneficios de alquilar una impresora.

¿QUÉ SIGNIFICA ALQUILAR UNA IMPRESORA?

El alquiler de impresoras, o renting de impresoras, es un acuerdo según el cual tienes el total derecho de utilizar el equipo que estás alquilando durante el período de tiempo establecido en el contrato, sin ser tú el dueño del mismo. Con esto, la única diferencia entre comprar y alquilar una impresora, a priori, sería que con la compra la impresora pasa a pertenecerte a ti, mientras que con el renting no. Sin embargo, vamos a repasar algunos de los puntos claves del renting:

Ventajas del alquiler de una impresora

  1. No hay una inversión inicial fuerte. La modalidad de renting te permite hacerte con un equipo de un precio muy elevado (como una impresora multifunción), a uno muy asequible y estable. De esta forma, no deberás descapitalizarte y podrás destinar ese dinero a otros asuntos de igual o mayor relevancia en tu negocio.
  2. Importe mensual fijo. Sin una inversión inicial fuerte, sin contratiempos y sin nada que no esté planificado. La garantía del renting de impresoras a nivel económico es que no habrá nada que pueda suponer una sorpresa para tu bolsillo. El importe fijado en el contrato del renting es el que pagarás todos los meses. Ni más, ni menos.
  3. Nada de mantenimientos. El dueño de la impresora no eres tú, así que los mantenimientos y consumibles tampoco son cosa tuya. Revisiones, mantenimientos, cartuchos de tinta o tóners… con nuestro renting de impresoras tendrás un servicio técnico completo para que la impresora esté siempre disponible para ti.
  4. Nada de reparaciones. Hay contratiempos que no se pueden evitar o prever (un golpe, una caída, algún líquido derramado…). En estos casos tampoco tendrás que hacerte cargo de ello. Nuestro servicio técnico se encargará también de estos casos, sin que tengas que preocuparte por nada.
  5. Variedad de opciones. El concepto del alquiler de impresoras es más o menos el mismo que el de una compra y, como tal, también contarás con una variedad de opciones para que elijas la que más se adapte a las necesidades de tu empresa.
  6. Servicio personalizado. Tanto nuestras consultorías previas al alquiler como los mantenimientos, reparaciones y asesorías durante el mismo, tienen la finalidad de ofrecer un servicio totalmente personalizado. Tu equipo debe amoldarse perfectamente a lo que estás buscando.
  7. Cuando acaba el contrato, tú sigues teniendo el control. A diferencia de una compra, con el alquiler de impresoras, no estarás ligado a ese equipo eternamente. Al finalizar el período del contrato, podrás decidir si renovar el mismo equipo, prescindir del mismo o alquilar otro con diferentes condiciones. Tú mandas.

En general, comprar o alquilar una impresora dependerá del capital y las necesidades de cada empresa, así como lo beneficioso que sea para cada una de ellas una modalidad u otra. Aun así, la tranquilidad, el servicio técnico y la estabilidad económica que propone el renting de impresoras son factores muy a tener en cuenta y que pueden decantar la balanza.

¿Quieres probar la experiencia del renting de impresoras? ¡No lo pienses más!

¿Te ha gustado lo que contamos?
Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar