evitar-que-se-seque-la-tinta

Cómo evitar que se seque la tinta de tu impresora

La tinta es el elemento fundamental de toda impresora por lo que, cualquier problema que tengas con ella, será fundamental para su buen funcionamiento. Tanto si tienes una impresora con tóner o una de cartucho, para cualquier impresora de chorro de tinta será imprescindible tenerla en el mejor estado posible. Para ello, vamos a intentar darte algunos consejos para evitar que se seque la tinta de tu impresora, algo que podría perjudicar el día a día de tu compañía.

Es cierto que es mucho menos probable que se seque la tinta de las impresoras con tóner, pero vamos a repasar los dos puntos básicos y más importantes para que eso no te pase.

CÓMO EVITAR QUE SE SEQUE LA TINTA

Lo primero: cuida la temperatura

Para evitar daños en la máquina y no correr el peligro de que se seque la tinta, es importante mantenerla en una zona en la que la temperatura no suba de los 20 grados, aproximadamente. Por este mismo motivo, es debes vigilar que la impresora no se coloque cerca de radiadores o de la calefacción. En caso de que la temperatura supere esos límites, y para evitar que se seque la tinta de tu impresora, procura refrescar la zona cuanto antes mejor.

Así como el calor intenso es perjudicial para la tinta, las bajas temperaturas también pueden dañarla. Y es que, cuando la temperatura ambiente es inferior a 10 grados, también se corre el peligro de que se seque la tinta de tu impresora. Cabe mencionar que, para ambas temperaturas, lo perjudicial es prolongar esa situación durante varias horas, por lo que se puede calentar o refrescar la zona temporalmente, siempre y cuando esa situación no se prolongue en el tiempo. Si eso pasa, será difícil evitar que se seque la tinta de tu impresora.

Lo segundo: Usa tu impresora

Cuando te recomendamos usar tu impresora, nos estamos refiriendo a un uso mínimo, pero regular. No se trata de imprimir cada día varias hojas para que la tinta no se seque o que el equipo deje de funcionar, ¡ni mucho menos! Estamos hablando de imprimir una o dos veces por semana, nada más. De esta forma se previenen determinados problemas para la tinta, como la obstrucción de los cabezales o su secado.

EN RESUMEN:

  • Que la temperatura ambiente no supere los 20-25 grados.
  • Que la temperatura ambiente no sea inferior a 10 grados.
  • Usar la impresora 1 o 2 veces por semana.
¿Te ha gustado lo que contamos?
Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar