imprimir-a-color-con-la-maxima-calidad

Consejos para imprimir a color con la máxima calidad

Diseñar un documento gráfico puede llegar a ser un trabajo realmente duro y agotador. Sin embargo, mucho más duro es ver que, al imprimir ese trabajo, se esfuman varios de los efectos y colores en los que habías puesto tanto esfuerzo, así como gran parte de su calidad. Para garantizar una calidad ajustada al tipo de documento que quieres representar sobre el papel, es necesario tener claros algunos aspectos que te detallamos aquí abajo. Unos pequeños consejos para imprimir a color con la máxima calidad:

CÓMO IMPRIMIR A COLOR CON LA MÁXIMA CALIDAD

Los aspectos fundamentales que se deben vigilar en este sentido, son los siguientes:

  • Resolución del documento digital
  • Tipo de papel
  • Configuración de la impresora
  • Estado del cartucho y la tinta

Resolución del documento digital

La configuración de tu impresora y el formato del documento digital también tendrán incidencia en la calidad del documento impreso. A la hora de guardar un documento en tu ordenador, hay muchos programas que te permiten elegir tanto el formato del documento (JPG, PNG…) como su calidad (máxima, alta, media, baja…). Además, es muy importante que te fijes en su tamaño y resolución. Cuanta mayor resolución tenga (píxeles por pulgada) una imagen y mayor sea su tamaño, menor riesgo correrá de pixelarse.

Tipo de papel

Hay algo que no debemos olvidar, y es que el mismo papel puede no funcionar igual imprimiendo un documento de texto que un documento que sea muy visual y colorido. En el primer caso, seguramente el típico Din A4 sea más que suficiente. Sin embargo, para el segundo caso (y si buscamos la optimización de la calidad), muy probablemente necesitaremos un papel de un gramaje superior al anterior.

A parte de esto, es bueno saber que cada impresora contiene entre sus indicaciones y recomendaciones el tipo de papel que mejor se adecúa a ella.

Configuración de la impresora

Lo mismo pasa con la configuración de tu impresora. Para poder imprimir a color con la máxima calidad, asegúrate de confirmar que la calidad sea la adecuada y que el formato y tamaño de tu documento digital sean compatibles con lo que tu impresora puede soportar. Así como puedes prescindir de calidad para documentos internos, si el trabajo a imprimir es para un cliente o de uso profesional, es preferible optar siempre por la máxima calidad posible para presentar una imagen adecuada.

Estado de los cartuchos y la tinta

Evidentemente, el estado de los cartuchos y la tinta tendrán una gran relevancia en el resultado final de tus documentos a color. Para imprimir documentos internos puedes permitirte algunos fallos en la tinta, como que esté a punto de secarse o que quede muy poca cantidad de algún color. Sin embargo, cuando los documentos van destinados a clientes es necesario hacer una revisión previa que garantice que tanto los cartuchos como la tinta están se encuentren en buen estado, de modo que los colores se inyecten correctamente en el papel.

Para contar con un mantenimiento adecuado que se encargue de tales revisiones, averías o incluso los cambios de tóner, la mejor opción es el renting de impresoras. A parte de contar con un completo servicio de mantenimiento y servicio técnico, te asegurarás de contar con los profesionales y los consumibles oficiales de la marca con la que decidas trabajar. Esto, sin duda, será determinante para garantizar el buen estado de los inyectores y las diversas piezas que puedan mermar la calidad de la impresión, así como la calidad y el estado del equipo en general.

¿Te ha gustado lo que contamos?
Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar