tipos-de-tinta-segun-secado

Tipos de tinta según secado

Las tintas de secado lento, también llamadas “a base de pigmento”, son ideales para impresoras monocromáticas, especial y preferiblemente para aquellas en blanco y negro. Uno de sus puntos más fuertes es la duración o aguante de la tinta, sea cual sea el papel sobre el que se ha aplicado.

Sin embargo, las cualidades que la caracterizan suelen generar un color con poca vida, cosa que inevitablemente da una sensación de poca calidad.

TIPOS DE TINTA SEGÚN SECADO

Tintas fragmentadas o goteo controlado

La tinta fragmentada, o de goteo controlado, no es más que una tinta de secado lento pero con un tipo de inyección diferente.  En este caso, esta tinta se utiliza en trabajos muy profesionales, o incluso industriales, debido a su gran durabilidad y a la mayor calidad o definición de la tinta frente a la de secado lento.

A pesar de tratarse de una tinta mejor, si nos fijamos en sus características principales, también hay que remarcar que se trata de una tinta muy espesa, lo que puede llegar a obstruir y perjudicar el funcionamiento de los inyectores si no se lleva a cabo una limpieza adecuada y regular.

Tintas de secado rápido

Las tintas de secado rápido, o “a base de colorante”, son las más utilizadas del mercado y se usan en impresoras a color. Al utilizarse colores primarios y necesitar que se mezclen entre ellos para conseguir las distintas tonalidades que requiere cada trabajo, es imprescindible que el secado se produzca lo más rápido posible para evitar que los colores lleguen a distorsionarse. Esta capacidad de jugar con los colores y llegar a una gran cantidad de tonos y de manera tan precisa, la ha convertido en el tipo de tinta más popular.

Los contratiempos de este tipo de tinta son, principalmente, la humedad y la exposición al sol. Y es que ambos eventos pueden dañar las partículas de la tinta, provocando un cierto desvanecimiento del color y, por ende, una pérdida de calidad del documento.

Así pues, como ves, estos son los 3 tipos de tinta según secado que imperan en el mercado y por los que te puedes decantar para imprimir tus trabajos. Sabiendo esto, lo único que te queda es hacerte con la impresora adecuada para ti, ¡y ya lo tienes todo para dar vida a tus documentos! Vamos allá????

¿Te ha gustado lo que contamos?
Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar